Mi aparejo

Mi aparejo, erguido e inhiesto , se desplaza veloz asido por mi mano. Ajado por el uso, tan solo necesito dos dedos para disfrutarlo.


Él , satisface mi imaginación, calma mis inquietudes y apacigua mi corazón
Al principio me cuesta ponerlo a trabajar, pero una vez en faena, llega hasta término.

No es equiparable con los modernos por su vigor , pero su labor es reconocida por el arte que dan sus años.
No es rápido, ya lo se, pero da multitud de matices que originan la satisfacción de la obra bien hecha.
A veces me pregunto, cómo puede salir tanta hermosura de un mecanismo tan simple, aunque no debo ser yo quien lo juzgue, solo vosotros podréis decidir, si os satisface tanto como a mi.


Me gusta como es, estoy acostumbrado a él, aunque en el origen su goce me dejó la mano dolorida, no tardando, le gusta reposar en el callo nacido fruto del esfuerzo.

Si lo pongo entre mis labios me da un cierto aire de distinción, 
pero sin morderlo, que eso es de guarros, y además nada higiénico. Por supuesto, siempre con el propio que es conocido, con otros no me atrevo, que a saber por que sitios habrán rodado.


En ocasiones, para no dañarlo
, lo coloco sobre mi
 oreja, postura un tanto difícil si es grande y pesado, que no es mi caso, siempre depositandolo encima,


 intentar introducirlo en el portillo es altamente peligroso, 
mucho más si es del tipo albañil.


Otras, me gusta moverlo entre mis dedos haciendo malabares,
 y cuando me enfado puedo apuntarte agresivamente con él.


Cuando era niño, algún compañero quería apoderarselo 
, yo no me dejaba,
 a no ser que fuera la niña más guapa del colegio quien se interesara, entonces yo le enseñaba su manejo, y aunque ponía interés, y llego a ser una maestra, nunca fue tan diestra como uno mismo.


Esta es mi herramienta, la que he usado siempre, la que uso ahora, y si las fuerzas me lo permiten, la que seguiré usando siempre, para divertirme y si puedo, divertiros a vosotros. Aunque ahora, en la Era digital todos lo sabemos, todo esto se sustituye con una buena conexión a Internet y un buen teclado.



Pero yo prefiero hacerlo como antes.

Para volver al blog:

http://vlpqvl.blogspot.com.es/2015/09/mi-aparejo.html
©Giliblogheces

No hay comentarios: