jueves, 19 de mayo de 2016

El posturitas ventajista





Tengo unos conocidos que se pasaron media vida ahorrando para poner en su hogar  “ gotelé” . Una vez  reunida la cantidad necesaria,  impregnaron su  casa con las gráciles gotas; para cuando vieron cumplido su gran anhelo, “ el gotelé “ya estaba demodé; en ese momento, todas las "mansiones" de bien tenían las paredes lisas. Se armaron de valor y se adentraron en  otra campaña de ahorro con   la ilusión puesta en alisar los tabiques a la manera de sus amistades; con grandes esfuerzos y dinero, consiguieron raspar las indeseables verrugas y una vez terminada la obra, la  moda ya obligaba a texturizar las paredes del hogar. Siempre llegaron tarde.

 Y es que la culpa de todo esto la tienen los popes (influencers), que nos hacen ir siempre de cabeza y sobre todo y ante todo, aquellos que nos dejamos influenciar. 

A la velocidad de la luz y  con las Redes Sociales como catalizadores, el fenómeno de las modas y las influencias crece de una manera exponencial  amparadas por el postureo   (Ya lo puedo poner sin comillas esta admitido por la RAE) sempiterno. 

Los popes, ¿nacen, o se hacen?

Yo no digo que algunos con  habilidades  innatas, sirvan de ejemplo y seguimiento a los demás, la historia nos da muestras de ello. Antiguamente era todo más nítido: Jesucristo, Mahoma, El Cid, Marx, etc…influencias universales , origen de grandes pasiones, religiones, amores y guerras. Ahora, está todo más borroso, cualquier loco sube un video a “Youtube” , o una ocurrencia a “Twitter” y se hace el amo del gallinero,  con la celeridad del corre-caminos veloz

Yo aún lo complicaría un poco,…  para nota; personajes mediocres, insatisfechos con la mala vida (para ellos la quisieran otros) que les ha tocado;  se creen, por sus cualidades subjetivas, merecedores de algo mejor, fabrican un álter ego virtual con la intención de compensar sus vilezas. Buscan la reválida de quienes no los conocen personalmente y justifican sus conciencias, virtualmente, con hechos y acciones socialmente correctos que son incapaces de desarrollar en su vida real. Llegan a reunir tantas cualidades en un mismo perfil que si se cumplieran al menos en un mínimo porcentaje, serían merecedores del premio Nobel en todas sus categorías.

¿ Qué esto tiene un nombre?

Si, Esnobista que proviene del vocablo inglés Snob que a su vez es una contracción latina de «sine nobilitate» (‘sin nobleza’) es decir, persona que acepta e imita de manera exagerada comportamientos e ideas nuevos que considera distinguidos, elegantes o de moda.

¿Conocéis a alguien?

Yo si, pero la palabra esnobista le concede a mi conocido, una categoría que no tiene, yo lo llamaría “posturitas “.

“Los fantoches” nunca han hecho daño a nadie y siempre han sido motivo de chanza y compasión porque solo conseguían engañarse a si mismos. 

Mi “posturitas” esta en otro nivel, con su actitud de “siete-machos” engaña a los demás, sacando beneficio de sus trampas; por eso yo lo llamaría mejor, el “posturitas” ventajista, ( innoble también) aunque por otros lares se le podría llamar encantador de serpientes.

Adorna su verborrea vacua ( en 140 caracteres aunque no os lo creáis se consigue, es cuestión de twittear constantemente) con vocablos tales como:

          Transversalidad, "espureo", pseudoescéptico, autoreflexión, proactivo, incursionando, recursos materiales, capacidad resolutiva, reduccionismo, anarcomístico, rigideces,…….¡Qué pereza con tanto polisílabo !

Es "pro" de todo lo políticamente correcto y "anti" de lo que no le pueda proporcionar halago fácil.

Pero una cosa es lo que cuenta al “pajarito” y otra la triste realidad de una mala persona.

Esto da para muchos capítulos, he creado un nuevo personaje:

El posturitas ventajista, que pudiera ser el protagonista de una novela esperpéntica a las maneras de un verdadero Influencers como
D. Ramón del Valle Inclán.


Por eso os pido, hermanos: ( debe leerse como si se hiciera subido en un púlpito)

 Tomad los frutos que os da el árbol ramificado de Internet, simplemente como formación, no como dogma.
 Ser buena persona es otra cosa,y siempre en el mundo real, en el virtual tan solo son reflejos.

Sed  eclécticos, versátiles y escépticos ( ¡Toma ya !) y no  intentéis poner en vuestras paredes modas imposibles. 


AMEN.

Él es mi Góngora y yo su Quevedo, o a la "gucinversa"

©Giliblogheces


El que sabe lo entiende

Música de acompañamiento :

No hay comentarios: