lunes, 19 de septiembre de 2016

La lujuria: LOS PECADOS CAPITALES



Peregrino mi lengua por tu cuello
 y mi ánimo y  tu pulso se apresura
gotea por tu cuerpo calentura
 con mi pecho mermado  de resuello.

 El tuyo consistente entre mis manos,
las tuyas  en mis nalgas aferradas
abierta a mis caprichos tu morada
colmada por empujes soberanos.

Éxtasis, arrebato delirante,
frenesí,  obscenidad  viciosa.
 Ávida necesidad excitante

 que transfigura mi razón ansiosa,
henchida de fantasía insinuante.
Lujuria de una vida licenciosa

©Giliblogheces

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com

Música de acompañamiento:



No hay comentarios: