miércoles, 28 de diciembre de 2016

A Christmas Carol

                                                             


Como de costumbre, en llegando la noche del domingo, aunque con pereza, Rudolf se apresuraba a escribir en su "Laptop" de última generación, el panfleto semanal que publicaba asiduamente en el blog; no importaba que esta vez fuera Navidad, quería hacer ver a sus lectores (a los que consideraba adláteres o acólitos) su dedicación plena a la causa, su  " leitmotiv "

http://librosenvena.com

 
En Rudolf, a pesar de haber recibido una educación cristiana en el mejor colegio de su ciudad, no prendió nunca la llama de la religión; tampoco se podría adivinar en él, a pesar de pertenecer a una familia numerosa, ninguna virtud relacionada con la modestia, o con el hecho de compartir. Además, el excelso esfuerzo realizado por conseguir su formación, le provocaba un estado de autosuficiencia, incompatible con cualquier grado de empatía por pequeña que este fuera. Aunque bajo de estatura, solo conseguía ver en los demás la coronilla capilar. No sabía mirar a los ojos.

Este excelso estado de engrosada autoestima le provocaba una inquietud permanentemente por alcanzar las altas metas ( bajo su óptica, merecidas)que el destino  le tenía reservado, y que a sus cincuenta años aún consideraba no haber alcanzando, quizás porque confundía éxito con dinero.

..Pero el estaba ahí, en su casa de la Costa Brava, haciendo creer a quienes leían sus escritos que estaba dotado de unas cualidades humanas supremas, trabajando por la Humanidad desde el confort que da la paga extra de Navidad y “Los Moscosos” que le permiten ver la vida engañadamente optimista.

Aún recuerda, cuando escuchó hablar en una Convención a su Maestro Hans, el que le hizo reconducir su vida, el que le hizo cambiar de bando renegando de todo lo anterior, el que le abrió los ojos a unos ideales más acordes con su proyecto, aparentemente más altruistas, más políticamente correctos, más remunerados. y por supuesto más próximos al futuro que él merecía.

Para conseguir sus intereses Rudof no tenía más remedio que desdoblar su personalidad, no se piensen, la propia no, solamente la que quería hacer ver a sus semejantes. Para ello contaba con las herramientas que le proporcionaban los adelantos del Siglo XXI, su blog y el escaparate mediático de Twitter.

Él no había nacido para servir a los demás, equivocadamente siempre había pensado que estudiar una carrera con tanto prestigio moral le serviría para posicionarse en una escala social privilegiada. Su sueldo por encima de la media de sus colegas le era insuficiente para los méritos que consideraba justos.

En un principio optó por un destino transitorio, uno que le permitiera trabajar poco , alejado del control presupuestario que le aseguraba unos ingresos extras , inmorales desde luego, a la vez que ilegales. Pero llego la crisis y con ella una vigilancia extrema del Dinero Público que otros, incluido Rudolf, bautizaron como recortes, y que que le impedía mantener un estatus sosegado.

Y le conoció a él, a su Hans, otra manera de desarrollar su función era posible. Abrazando sus teorías filosóficas y posicinándose cercano a las ideas políticas del nuevo gobierno, logró protegerse de una pátina moral como justificación a una nueva conducta que le convertiría en un ser implacable ante sus inferiores , ejemplo a seguir por sus colegas y llamado a suceder a su maestro y mentor. Ahora transmutado en cordero y amparado en ideas que recordaban más al DESPOTISMO ILUSTRADO del Siglo XVIII .

 “Todo para el pueblo pero sin el pueblo “.

Ejercía ,disfrazado de altruismo y abnegación, una nueva manera de trabajar; amansaba dulcemente a los que tenía que servir, a la vez que cumplía con los intereses presupuestarios, cobrando en forma de incentivos por ello; en cantidad similar o superior a cuando los obtenía de una manera ilegal, aunque igualmente inmoral ; además con la posibilidad de poder salir de “un encierro inmerecido” emprendiendo una carrera política.

Falto de ideas, esta vez decidió para escribir, basarse en el cuento famoso de Dickens para mostrar a su audiencia, a través de los Fantasmas de la Navidad, como desde su “honrosa posición”, criticaba en otros lo que era propio y común en su vida, EL VIL DINERO.

Ustedes ya saben la historia original, y nuestro protagonista también. En un acto de supremo esfuerzo decidió publicar su versión en tres capítulos para generar en sus seguidores un mayor interés hacia su labor como profesional , las respuestas no tardaron en aparecer:
Añadir leyenda

  • @Rudolf Un cuento de Navidad. Primera parte. Un cuento sobre la pérdida del compromiso profesional.
  • .@Rudolf...y como siempre muy acertado y bienvenido..Feliz Navidad ,Rudolf
  • @Rudolf..Un relato basado en el Cuento de Navidad pero q a todos nos remueve la conciencia,alguna vez hemos sido Mr.Scruggle.
  • Todos tenemos los nuestros: #espiritunavi #fantaspasados También nos ayudan a ver lo bueno @Rudolf.

No cabía en si de gozo, cuantos seguidores, cuantas enhorabuenas; de seguir así, pronto llegaría a ser un  " Influencer"  a la manera de su pope Hans...

.. Era hora de continuar con la segunda parte , medio tumbado en la hamaca desde donde podía divisar la playa que ahora por el invierno se veía solitaria... un ejercicio de imaginación extenuante... una ausencia de imaginación... unas musas acorraladas por su mala conciencia estaban como él, de vacaciones... y se durmió...

...El primer Espíritu de la Navidad , el de la vida pasada, entró en su sueño.
¡No podía ser!, era su compañero de estudios, su amigo Gerhart ya fallecido, aquella persona buena, honrada ,a la que nunca hizo caso. Ahora cogido de su mano lograba recordar la parte más negra de su vida. Aún así, su corazón no se ablandaba, en sueños se sentía orgulloso de las fechorías que consideraba una extensión de su inteligencia. Pronto sus inmutables sentimientos, hicieron que el fantasma de Gerhart se diluyera como una nebulosa..

...De inmediato apareció el Espíritu de su vida actual.¡ Increíble!. Hans su maestro, a él si que se aferró con alegría esperando un sentimiento de complicidad que no llegó. Hans le recriminaba su hipocresía, su doble vara de medir, sus insanas intenciones... Rudolf se sentía decepcionado más que culpable, empujando de sus sueños al espíritu de Hans al que ahora con más ganas intentaría derrocar..

...Sin pausa y con una fuerza que le provocó dolor, entró en su fantasía el tercer Espíritu, Gerechtigkeit . A este no era capaz de reconocerlo, nunca le acompaño en su vida real. Por el contrario Gerechtigkeit aunque ciego, si sabía como negociar con gente de su altura moral. Esta vez no hubo paseo descriptivo como antes ocurrió debido al fracaso de Gerhart y Hans .Aún así Gerechtigkeit no perdió la esperanza de reconducir a Rudolf; dotado con la virtud de la atemporalidad le colocó en un capítulo de la historia comprometedora, un cruce de caminos que con su decisión le haría ser merecedor de la absolución o  la condena...

… Ahora Rudolf pilotaba expertamente un Messerschmitt Bf 110, matrícula BJ-OQ tipo D modificado .No estaba armado no contenía bombas u otros elementos defensivos u ofensivos. Voló desde Augsburgo, rumbo a Escocia, era mayo de 1941, despegó a las 17:45 en dirección noroeste, para superar la línea costera de Holanda, a las 19:28 a la altura de Texel; allí giró 90° a la derecha y voló en esa dirección unos 30 minutos volviendo a virar 90° al norte en el mismo sentido que traía inicialmente a baja altura sobre el Mar del Norte, completamente de noche en ese momento.
http://www.aircraftaces.com

A las 20:50 aproximadamente interceptó las líneas de radio-navegación provenientes de los radio-faros emplazados en Dinamarca con el receptor Lorenz, y realizó un vuelo de zigzag cubriendo trayectos paralelos de 20 minutos de vuelo hasta finalmente tomar rumbo a Escocia sobre las 21:52, para traspasar la línea costera cerca de las 22:12 sobre la localidad escocesa de Embleton. Sólo le quedaban 30 minutos de combustible. Fue detectado por un puesto de Observadores Reales en Newcastle upon Tyne los aviones de la R.A.F. despegaron para interceptarlo, infructuosamente.

La misión que Gerechtigkeit le había encomendado era la de intentar un entendimiento entre las Fuerzas Aliadas y el Eje para detener la masacre que se produciría en esta Gran Guerra.
Después de su llegada a Escocia esperaba poder aterrizar en la casa Dungavel. Rudolf voló muy cerca. Hacia las 22:45, el combustible sólo le daba unos 5 o 7 minutos de vuelo más, pasó de largo en dirección a la costa occidental de Escocia. Al llegar al mar nuevamente, se deshizo de los tanques adicionales de combustible, viró 180°, volvió a buscar la Casa Dungavel y pasó nuevamente sobre ella.
Cerca de las 22:50 horas, al acabarse el combustible, se vio obligado a saltar en paracaídas en Eaglesham, cerca de Glasgow. Al llegar a tierra, Rudolf se dañó un tobillo y un campesino escocés, de manera cautelosa, le auxilió y lo llevó a una guarnición militar, en donde Rudolf intentó convencer de que era amigo del duque de Hamilton con el nombre falso de capitán (Hauptmann) Alfred Horn.
El duque acudió a la mañana siguiente y declaró que no tenía asuntos con Rudolf, quien comunicó su deseo de llegar a un acuerdo de paz con los británicos y que traía un mensaje del Führer. Inmediatamente fue hecho prisionero por la Home Guard y recluido posteriormente en la Torre de Londres hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Todos sus intentos fueron infructuosos y condujeron al fracaso de su gestión.
Después de su estancia en el Reino Unido, Rudolf tuvo que ser devuelto a su país imaginario al final de la guerra, no en calidad de héroe, sino de criminal de guerra, por hechos que no tenían concordancia entre su vida real y su vida paralela
Fue juzgado en Núremberg a causa de todas las decisiones que tomó y firmó en su cargo de ministro durante el régimen nazi, siendo condenado a cadena perpetua recluido en la prisión de Spandau.
http://www.biografiasyvidas.com

Poco antes del desenlace de su vida, Gerechtigkeit le rescató de su mal sueño y le dio una última ubicación , sin retorno, sin posibilidad de enmienda...
http://4.bp.blogspot.com/

… Rudolf siempre fue mal visto y discriminado por su manada, todos ellos se burlaban de su extraña y chistosa nariz roja, emisora de una luz propia de la que Gerechtigkeit intencionadamente le había dotado como castigo a sus mentiras y doble vida . Un día de Navidad en el que se había desatado una gran tormenta de nieve, el trineo de Papá Noel, con sus tradicionales ocho renos, no pudo comenzar el viaje para repartir los regalos. La nariz mentirosa de Rudolf fue la salvación. Así fue como Papá Noel conoció a Rudolf, y lo puso al frente de los demás renos, para que con la potente luz de su nariz, los pudiera guiar en el difícil viaje.

Desde ese momento, todas las Navidades, Rudolf trabaja junto a Papá Noel, y era respetado y admirado por el resto de su manada, sus adláteres sus acólitos, había conseguido en sus sueños lo que en la realidad pretendía, tanto es así, que nunca despertó.

Un dolor intenso en la zona, irradiado hacia su brazo izquierdo,  le provocó un sudor frío, un mareo, unas ganas de vomitar y la pérdida total de conocimiento. Tan solo le quedaron fuerzas para escribir en su más intensa desesperación:

“Quien lo sabe lo entiende”


Ahora Rudolf es el héroe que ayuda a Papá Noel en la Navidad.



                               ©Giliblogheces

Fuentes:






1 comentario:

Blogger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.