martes, 24 de noviembre de 2015

EL HOMOFONO SUMISO





No, no me he equivocado, y es que una sola letra cambia por completo el significado de una palabra.
Si señores una “n” que representa un sonido consonante sonante, nasal y alveolar,  por una “b” que representa un sonido consonante obstruyente, bilabial y sonoro.

¡CASI “NA”!.

Pero si lo decimos rápido lo podemos llegar a confundir. Y no debemos:

HOMO (igual) FONO (sonido)
HOMO (apócope de homosexual) FOBO (odio, temor).
Por tanto:
HOMOFOBO/A: Es aquel o aquella  que siente  rechazo, miedo, repudio, prejuicio o discriminación hacia los homosexuales.
HOMOFONO/A: Vocablo o palabra  que se pronuncia exactamente igual que otra pero que se escribe de manera diferente y tiene distinto significado.

Y además del ejemplo que siempre nos ponían en el colegio 

 “Ahí hay un niño que dice ¡Ay! “,

 yo quiero contribuir a disipar las dudas sobre la materia con:



 EL HOMOFONO SUMISO

Ah! se ha acercado a mí
Porque yo,
Hablando
Me ablando
Soy un corderillo en sus manos
Y mi pequeño balido
Ha valido
Para que se fije en mí

Ella me  miró
Y al ver en su pelo esa onda
Un sentimiento bello
Una emoción honda
Recorrió mi vello
Y lo erizó

Y aunque la edad es sabia
Y soy un simple desecho
Aun me corre la savia
Por este corazón deshecho

Viéndola estoy callado
Y aunque la sangre me hierva
Me azota con su cayado
Tal como seca hierba


Su cuerpo desprende  arte
En sus curvas no busco atajo
Jamás conseguirá que me harte
Siendo borro de su hatajo



No me ama al fin y al cabo
  ni su corazón me abría
 Yo ya mi fosa cavo
Y pregunto ¿Una pala, no habría?
©Giliblogheces

¿Ha quedado claro?

No hay comentarios: